Es mejor vivir hasta la muerte